Seremos padres geeks?

Ya es más que sabido que nuestros vástagos tendrán unos padres muy fuera de lo común, pero parece que tendrá sus ventajas, viéndolo bien.
  • Siempre van a poder ver los episodios más recientes de sus series favoritas antes que nadie y en su idioma original.
  • Problemas con las matemáticas? El pachón dice que aprenderán a derivar antes que pronunciar su nombre.
  • Nada de chambritas ni ropita aburrida, apenas encontremos una costurera, mandaremos a hacer el traje de Piccoro que usa Gohan de Dragon Ball.
  • A todos les dan miedo las desveladas con un recién nacido, pero… nosotros ya estamos organizando las partidas nocturnas en World of Warcraft para cuando el peque no pueda dormir.
  • Juguetes? A parte de que no solo tendrá los mejores, habrá en la colección aquellos de ediciones limitadas y los que son raros de encontrar. (Puede que incluso nos quedemos con muchos juguetes jejeje)
  • En caso de que despertara en medio de una partida de WoW, unos comandos y una agujeta serán suficientes para volver a dormirlo.
  • Va a aprender que ser inteligente es más lucrativo.
Para muchos va a parecer como que el apocalipsis esté llegando, pero para nosotros va a significar que empieza la siguiente expansión de nuestras existencias, se agrega un jugador y con él cambia el ritmo del juego. Enseñarle lo mejor que hemos aprendido es lo que más ilusión hace, que conozca de matemáticas, el que aprenda a leer, que desarrolle tanto como sea posible la imaginación y que el mundo es más de lo que la mayoría de las personas le van a contar. Para nosotros es una pequeña mente en blanco sobre la cual puedes escribir las mejores cosas que vas encontrando en el mundo, incluso, podría sonar egoísta, pero esas van a ser sus mejores armas cuando crezca. 
Películas, libros, series, juguetes, gadgets, mascotas raras y más cosas serán las que irá conociendo a medida de su crecimiento. 
Aunque todavía todo siga en planes, es divertido pensar que hay tantas cosas que ansías por enseñar y compartir con alguien recien llegado.

Cuando eres mayor, las despedidas deben de doler menos?

Hoy el Pachón me llevó a ver la peli de Tim Burton, Frankenweenie, y me hizo recordar muchas cosas que habían sucedido en el pasado.
Al igual que el protagonista de la película, Víctor  yo también he perdido a muchas de mis mascotas a lo largo de mi vida. Me dí cuenta de que cuando somos niños una pérdida de ese tamaño fácilmente puede ser superada por la llegada de otra mascota muy similar, le ponemos el mismo nombre, duerme en el mismo lugar, prácticamente pareciera que nada cambia.

Al crecer, nos arraigamos un poco más a las cosas, por así decirlo, y que pasa cuando pierdes a una mascota después de que tienes 20 años? Todo mundo se ríe de ti y el sentimiento de consuelo ya no existe, porque eres mayor y no puedes andarte con niñerías.
Como ya lo había comentado con anterioridad, Mazapán, mi cobayito lindo, después de tenerlo por mucho tiempo en casa, pasó a ser parte de nuestra pequeña familia, le queremos tanto que aún duele que su lugar esté vacío; cuando falleció, pareciera como si me hubieran arrancado algo que sabía que no podía volver, su frágil existencia se desvaneció y deseaba tanto que volviera a abrir los ojos. 
Desesperación y desconsuelo es lo que todavía se siente al recordar ese momento, me pregunto, porqué solo a los niños se les permite vivir el duelo de una mascota? Porqué la gente tiene la osadía de burlarse de una pérdida que por pequeña o grande que sea no deja de ser una pérdida cuando eres mayor? Acaso no tengo derecho de sentir que algún día podré tener la esperanza de traerlo a la vida de nuevo? 
El comentario más desagradable que pude oir fue: “es solo una rata” no sé si iba con la intensión de ser un comentario para consolarme, pero quiero decir que no! No fué solo una “rata” como le decían, era mi familia! Que hubiera pasado si yo le contestara lo mismo: “Es un niño, total, tienes otro y ya!” Ahí la que sería considerada la peor paria de este mundo, sería yo, decir eso con un niño! Que herejía! 
Las despedidas y pérdidas al hacerte mayor, se hacen un poco más dolorosas y profundas, pero al mismo tiempo te permiten crear un vínculo más fuerte y tener la conciencia suficiente como para saber que cuando pierdes a alguien, ese alguien dejó algo en tí que no se podrá reemplazar con la llegada de otro alguien.
Y para que quede claro, mi familia no solo se compone de personas (como lo es para la mayoría), todos mis cobayos tienen parte importante en ella, así como también Alexander. Así que si alguien se mete con algún miembro de mi familia, entonces puede esperarse alguna acción y/o comentario indeseable de nuestra parte.
Aquí esta el trailer de Frankenweenie, una película altamente recomendable!.

Un cambio de color

Casi es media noche y el Pachón me dice: vaya que eres un cobayo raro, ya casi un cuarto de siglo y es la primera vez que te pintas el pelo!.
Tiene razón, hoy es una fecha que quedará grabada para el resto de la historia: me he pintado el cabello.

La verdad, no me hacía falta, durante mucho tiempo siempre he sido de la creencia de mantener lo más natural posible los colores con los que nací de fábrica. Pero como he dicho, hoy es un día especial. Hace ya varias semanas me habían otorgado un premio por parte de una cadena de productos de belleza: Un cambio de look.

Durante mucho tiempo lo habia dejado para una ocasion en la que tuviera mas tiempo libre y hoy el Pachón me ayudó a pintarme el cabello, claro, que como no tengo mucho equipo para estas cosas, se improvisó unas pinzas y más cosas que hacían falta con material de la caja de herramientas.

La neta es que se siente bien y creo que el color es bonito, al menos creo que tengo colorante para varias aplicaciones jejejeje.

Me gusta ser mas café