Regalitos pequeños

Ya es sabido que me gusta mucho Totoro y navegando por eBay encontré estos magníficos obsequios que harán mas único cierto momento.
Por cierto, encontré el Totoro que habia publicado en una entrada.

Definitivamente quiero 3 de esos

Los calcetines! Están para comerselos con todo y piececillos.

Podré hacerlo?

El otro día recibimos visita que hacía mucho tiempo no veíamos, un par de nuestros amigos habían decidido incrementar la familia y después de muchas dificultades por fin pudimos vernos de nuevo.
He de decir que esta visita para mí significó algo más, me hice una especie de desafío interno, comprobarme a mi misma que podía sostener un bebé en brazos sin tener miedo a la sensación de que se fuera a caer.
Fue una de las sensaciones más extrañas que he vivido en lo que va de este año, pero al mismo tiempo comprobé que después de haber leído tantas cosas, solo tenia que hacer caso a ese instinto primitivo; a pesar de que fue un tiempo corto,  algo dentro de mi supo que sí podía con esta tarea.
Un reto surgió al mismo tiempo, sería yo capáz de mantener entretenida a la hermana mayor de estas niñas recién nacidas? La respuesta fue sí, pronto surgió la comunicación y en pocos minutos nos encontrábamos conversando filosóficamente sobre el porque de los colores del mundo. 

Como una evaluación superada, sentí una enorme satisfacción, aunque todavía no ha llegado nuestro momento, sé que cuando suceda podremos hacerle frente y salir airosos.
Por lo pronto, seguiré en el “camino de la serpiente” esperando a que las circunstancias adecuadas se reunan y empezar la segunda parte del viaje.
No es que no disfrute el imaginar como sería todo, sino que a veces siento que mi espera no es solo de 40 semanas, y que por más que corra más de mi se aleja; pero debo de ser paciente, algún día será… algún día.

Hace 10 años

Es el último día de enero del 2013, le tomé un sorbo a la lata de te helado Arizona que compré en la tienda hace un rato.
Y después de ese momento fumado, me puse a reflexionar que ajustarán 10 años de muchos acontecimientos importantes.
Pensaba poner mi foto en Tulum, pero no la encontré
Cumplí 15 años en el 2003, diría que fué el año que marcó mi vida, terminaba mis estudios en la secundaria y los últimos meses de mi estancia ahí fueron muy duros, me esforcé para conseguir las mejores calificaciones y poder tener la recompensa tan deseada después de 3 años.
Solo tenia una cosa en mente y era ser la mejor, no coseché muchas amistades que duraran hasta la actualidad; pero a cambio pude hacer el viaje que cambió totalmente mi percepción del mundo, 15 días recorriendo el país en un autobús, hasta ahora puedo decir que pocas experiencias se comparan con esa, y es una de las que espero poder revivir algun dia.
El primer dia que nos hospedaron en un hotel, me di cuenta que era lo que quería hacer el resto de mi vida, viajar mucho y estar por mi cuenta.
Y como poder olvidar los efímeros y desabridos dias del primer amor de verano.
A las pocas semanas, entré al Ceti y fué el principio de la transmormación a lo que soy actualmente.
Vaya que las cosas han cambiado, en esa época no tenia computadora y a difíciles penas tenia cuenta de correo electrónico, ahora hasta juego World  Of Warcraft.
He aprendido varias cosas a lo largo de estos 10 años, pero lo más sorprendente es que me han pasado más rápido de lo que pensaba.
Aunque todavía seguimos siendo jóvenes, pensar que muchas de las cosas que más me han gustado sucedieron hace una década.
Me pregunto que estaré haciendo en los próximos años.