Una canción para un porcino

porco-rosso-1El pasado 2 de diciembre pudo haber sido un día cualquiera para todo el mundo,  pero para el Pachón y para mí, significa que recordamos con afecto y un poco de nostalgia el día que por fin firmamos el dichoso contrato que nos convirtió en marido y mujer. Y aunque sea algo que pudo pasar inadvertido, es una fecha muy significativa.

Según una lista de lo que se debe regalar en los aniversarios (aqui esta) y para nosotros este año tocaba algodón, lo primero que me vino a la mente fueron las torundas que usan los médicos en sus consultorios he de confesar,pero como este año deseábamos cosas que no nos hubiéramos obsequiado antes, el Pachón eligió que yo cocinara su receta de arroz a la que el denomina “Arroz Jambalaya” (que de Jambalaya no tiene nada, pero a el le gusta decirle así, que le vamos a hacer) y yo a el le pedí una canción. Continue reading →