Dia de la mujer, tonterías

mujerCuando eres niña, te venden el cuento de que todas somos princesas y que el mundo es color de rosa, vivirás a la espera de que un príncipe guapísimo vendrá a rescatarte y que serás feliz el resto de tu vida; en lo particular, yo quería ser como Mulán, ser valiente, brava y aguerrida; pero al paso de los años muchas, personas de mi entorno me hicieron crecer de muchas maneras y pude ver el mundo con otra perspectiva: quería ser alguien que cambiara el mundo, estudiar lo suficiente, tener una profesión y ser independiente.

Cuando llegó el momento de elegir que es lo que quería ser en la vida, encontré que me había quedado sin respuesta, tantos años de planes y objetivos para que a la hora de la verdad me quedara atónita viendo que eso que tanto deseaba, no era lo que yo quería. Tomé un camino sencillo de recorrer y terminé una carrera, pero aun así, tampoco satisfacía ese vacío existencial. Conocí al Pachón y comenzamos nuestra vida juntos, y fué hasta entonces que encontré mi tardía vocación: la sra del Pachón. Muchas se escandalizarán y pensarán que es muy misógino, que eso es ser sumisa y poco inteligente, pero pues no; eso no es lo que yo pienso actualmente.

Para mí es más que llevar un apellido y lavar ropa, es ser la mujer que eligió para el resto de su vida, aquella que hace un hogar de un departamento pequeño y sobre todo, esa que preservará su vida tanto como sea posible para poder vivirla juntos; eso es lo que ahora me apasiona, es mi vocación, porque yo nací para ser “Ella”. Continue reading →