Básicos para el cuidado del bebé

Desde que nació Amanda, pude conocer un mundo lleno de productos para el cuidado de los bebés. Hasta hace poco creía que la gran mayoría de ellos solo se usaban por vanidad, pero no es así.

Es por eso que quiero recomendar los productos que nos facilitan mucho el cuidado de Amanda y que son nuestros favoritos:

Pañales de tela

panal1

Representan una fuerte inversión en un principio, pero con el uso constante, estos llegan a amortizar su costo. En nuestro caso particular, los compramos en internet por mayoreo y con 6 meses de antelación, ya que al ser un pedido internacional, siempre tardan bastante tiempo en llegar a su destino. Amanda los utiliza desde que cumplió su primer mes de edad  (antes era demasiado pequeña para la talla mas chica del pañal) y desde entonces no hemos descontinuado su uso; las ventajas que poseen son que al ser de tela no irritan la piel de las zonas intimas del bebé y por lo tanto no sufren rozaduras de pañal. Son fáciles de lavar y puedes tenerlos en distintos diseños.

inserto

Aunque si todavía te da asco la caca de bebé y lavar pañales a mano, esta no es una opción para ti. Solo basta con tallar directamente con jabón las manchas del pañal y lo mandas a la lavadora, así de sencillo es lavarlos. Amanda tiene 30 pañales y son suficientes para 2 días completos ahora que ya va a cumplir 6 meses.
Los de la fotografía son los pañales que ella usa, de hecho tiene todos esos colores, los insertos de tela que llevan, los elaboré yo en la máquina de coser; ya que era mas sencillo hacerlos que mandar traerlos por paqueteria y esperar otros 3 o 4 meses más.

Toallitas Húmedas

 En esta área cabe destacar que compramos varias marcas de toallitas, con la mayoría, la piel de Amanda se irritaba con facilidad, además de que tenían perfumes que eran un poquito fuertes para ella y no le gustaba tanto ser limpiada con ellas; otras no soportaban limpiar una caca como se debe, terminaban rompiéndose y nosotros con las manos llenas de caca.
Un buen día, encontramos en Soriana de Terraza Oblatos unas toallitas que nunca habíamos visto de la marca OSH COTTON, al tocar el empaque, nos dimos cuenta de que eran mas acolchonadas y solo para probar, compramos un paquete.
Terminamos muy contentos con los resultados y optamos por comprar más paquetes de estas toallitas; pero por alguna razón en esa sucursal de Soriana las surten de forma muy irregular, así que contacté directamente con la empresa que las fabrica y compré dos paquetes de 8 toallitas cada uno através de internet. (En total, tengo 16 paquetes de 100 toallitas cada uno).
En la pagina de la empresa dice que te hacen el envio de la mercancía de 2 a 5 días hábiles, mis paquetes llegaron en 3 días por estafeta sin ningún contratiempo.

Limpian muy bien sin irritar la piel de Amanda, no se rompen y con 4 toallitas máximo se limpia una super caca, no tienen perfumes y tampoco alcohol, (son tan suaves que también puedes limpiarte la cara con ellas jejejejeje, si, yo también las uso). Gastamos en promedio unos dos paquetes de 100 toallitas al mes, por eso es que estas son perfectas para nosotros: rendidoras, suaves y sobre todo que las traen a la puerta de la casa.
Como dato cultural, Amanda juega con el empaque mientras le cambiamos el pañal, le gusta mucho.
Con este suministro, ya no tenemos que preocuparnos por surtir toallitas húmedas en mucho tiempo; les comparto la tienda online donde las compro y el sitio web de Universal Wipes, por si desean mas info.

Aqui compras las toallitas OSH COTTON

Web Universal wipes

Hora del baño

Antes de que Amanda naciera, compramos el set Ricitos de Oro Lavanda-Lechuga, que promete una rutina de 7 días para ayudar al bebé a dormir mejor; en nuestro caso, no funcionó ni la rutina de baño ni los productos, ya que con el uso continuo, Amanda al mes de edad presentó un leve sarpullido con ronchas en la cara; el pediatra inmediatamente nos indicó que descontinuáramos su uso y que lo cambiáramos por un shampoo y crema corporal farmacéutico de uso pediátrico, desafortunadamente solo había una farmacia dermatológica en la ciudad que lo vendía y no los tenían en existencia, así que me dí a la tarea de buscar otros productos que pudieran sustituirlos.
Ya había visto la marca Mustela en algunas tiendas de artículos para bebés y decidí comprar el shampoo y la crema para ver como funcionaban en Amanda, (estaban en super oferta, no podía dejar pasar la oportunidad).

crema

                                                                       Crema Hydra Bebé

shampoingbb-200ml_1

                                                                                   Shampoo bebé

 

El shampoo tiene un bonito aroma a manzanilla, le queda el cabello súper sedoso y muy limpio, además de que el aroma la relaja mucho y duerme profundamente después del baño.
Llevamos  usándolo 5 meses aproximadamente y la botella todavía no se termina, no se necesita mucho para darle un baño relajante, ademas de que no tiene mucho cabello.
La crema es muy hidratante y huele muy similar al shampoo, así que se complementan en cuanto a eso; en esta época de frío ha sido de bastante ayuda, porque la  aplicamos varias veces al día haciendo mas énfasis en la cara, no deja sensación grasosa y si te sobró crema, también puedes ponértela en las manos, a mi también me ha quitado la resequedad.

gel

En Walmart encontramos un jabón de uso completo (cabello y cuerpo), lo alternamos con el shampoo de manzanilla y nos ha dado buenos resultados, tampoco reseca la piel de Amanda y no le hace reacción alérgica. Hace un poco más de espuma que el shampoo pero no es un problema, ya que se retira con facilidad y no deja al bebé con una sensación jabonosa.

Limpieza Nasal

Como buenos primerizos que somos, nos daba mucho miedo limpiarle la nariz a Amanda, sobretodo por el hecho de que pudiéramos lastimarla o no hacerlo bien, le comentamos nuestras inquietudes al pediatra y nos recomendó que usaramos Sterimar pediátrico.

sterimar

También nos recomendó un método para hacerlo sin lastimar, sin usar la pera y sin morir en el intento: hay que dar uno o dos disparos del sterimar en una tapita (puede ser de biberon) o un contenedor, de forma que quede el líquido ahí dentro, con un gotero hay que recoger de 5 a 6 gotas y verterlas en una fosa nasal del bebé, después lo ponemos del costado que corresponda a la fosa nasal en la cual esté el líquido, (si le pusimos el sterimar en la fosa nasal derecha, entonces giramos al bebé al costado derecho) con esto nos aseguramos que todo el conducto nasal quede humectado, contamos 10 segundos y lo ponemos boca arriba, como acto reflejo estornudará y por ende sacará todos los mocos.
Repetimos el proceso con la otra fosa nasal y habremos hecho una limpieza adecuada para un bebé, en este caso, el método funciona muy bien con bebés recien nacidos, porque Amanda ya está por cumplir 6 meses y tiene unos señores mocos que no salen mas que con la pera y unos disparos de sterimar.
Con Amanda solo hemos comprado 3 botes, uno cada 2 meses aproximadamente. Hasta ahora ella no parece haber desarrollado alergia o reacciones secundarias con el uso; de hecho, ya no le da miedo que le limpiemos la nariz.

Estos son los básicos que nunca faltan para Amanda, cuéntame si te han servido de ayuda o si tienes alguno que desees recomendar.
Espera mas entradas sobre tips y pequeños hacks que hacen la vida en Casa Pechán un poco menos compleja cuando se trata de cuidado de bebés.

2 comments

    • cobayo says:

      Hola muchas gracias por tu comentario, al momento solo hemos usado Osh Cotton, porque es un poco complicado encontrar la linea completa que maneja la marca.

Deja un comentario